salud

¿Cómo actuar en caso de accidente?


Práctica de primeros auxilios - RCPLa prevención de accidentes en el medio natural pasa por cumplir, al menos, tres normas básicas: planificar la actividad, equipar la mochila con el material adecuado y actuar con prudencia. Está en nuestras manos limitar los riesgos derivados de nuestro comportamiento (mala preparación física, alimentación o hidratación incorrectas, material técnico inadecuado…); pero los accidentes también ocurren, y no siempre se pueden evitar (caídas de rocas, avalanchas, tormentas…). Pero si pasa… ¿Sabemos cómo actuar en caso de accidente?

Saber responder de manera correcta ante un accidente en montaña que requiera de un rescate puede marcar la diferencia entre que el problema se solvente de manera satisfactoria o se agrave hasta provocar consecuencias irreversibles. En montaña dependemos de nosotros mismos en gran medida, y de los recursos que hayamos sabido proveernos, tanto materiales como formativos, por ello es fundamental salir de casa con la cabeza  y la mochila “bien equipada” para el “por si acaso”.

Ante una situación de emergencia es importante recordar y aplicar el protocolo de actuación conocido como conducta PAS (Proteger, Avisar y Socorrer): Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Causas de los rescates en barrancos


BarrancoEl barranquismo o descenso de barrancos es una actividad en la naturaleza practicada por un gran número de deportistas y aficionados. Además, Aragón cuenta con una amplia y variada oferta barranquista, por lo que en primavera, pero también en verano, nuestros barrancos son visitados, recorridos y disfrutados por un gran número de personas. Conocer las causas de los rescates en barrancos nos puede ayudar a planificar mejor nuestra actividad, informar mejor a quienes nos preguntan y tomar las decisiones adecuadas durante el descenso.

Al ser el barranquismo una actividad técnica, muchos de estos practicantes la realizan acompañados de un guía, que se ocupa de proporcionar el material adecuado y de realizar todas las maniobras de progresión siguiendo unas pautas de seguridad. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Evita lesiones y fatiga


Para que una actividad resulte plenamente placentera, debemos tratar de evitar que aparezcan las temidas lesiones y la fatiga. Senderistas, excursionistas y montañeros los hay de todo tipo: están  aquellos que desean superar un reto y, por ejemplo, alcanzar una cima; o los hay que simplemente buscan disfrutar del paisaje y de la naturaleza. Pero en todos los casos pueden aparecer estas dolencias, que son más comunes de lo que creemos. Si seguimos estos sencillos consejos las probabilidades de sufrirlas se reducen.

Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Primeros auxilios en montaña


Primeros auxilios en montaña. 112

Tener unos conceptos básicos sobre primeros auxilios en montaña, para saber qué hacer pero también, y casi tan importante, qué NO hacer, es fundamental. En la montaña estaremos siempre “lejos” de un médico, un centro de salud o un hospital. Cómo no sabes cuando te vas a encontrar con un accidente en  la montaña -ya sea en tu grupo o en otro- es altamente recomendable que estés preparado para poder actuar de la forma más rápida y eficiente posible.

En montaña la ayuda mas inmediata la vamos a tener que prestar nosotros mismos.

Para ello todos los que salimos habitualmente al medio natural a practicar alguna actividad deberíamos estar formados en primeros auxilios en montaña, donde se enseña a prevenir y actuar en caso de accidente. Después, hay que procurar no olvidar los conocimientos que se han adquirido, revisándolos periódicamente.

¿Sabes cómo hay que actuar en caso de accidente en montaña?

CONDUCTA PAS

Protege el lugar del accidente

♦ Mantén la serenidad y la calma. Piensa que el tiempo de reacción es muy importante y sin duda harás mejor las cosas si las piensas con serenidad.

♦ Asegura el lugar del accidente, al herido y al resto del grupo, incluyéndote a ti. No vas a ser muy útil si los grupos de rescate tienen que venir a por ti también.

Avisa a los servicios de emergencia 112

♦ Avisar al 112 en zonas de montaña puede convertirse en una tarea difícil.  Conoce todas las opciones para llamar al 112 en zonas de montaña.

♦ Piensa en el aviso más rápido: teléfono móvil, refugio, radiosocorro… y planifica de qué manera vas a pedir esa ayuda. Recuerda que el número de emergencias es el 112.

♦ No dejes solo al herido. Si no hay otra opción (porque no puedes dar aviso desde el lugar del accidente y no hay nadie más cerca): abrígalo muy bien y deja comida y líquido.

♦ Señala el lugar para localizarlo y ser visible para los Grupos de Rescate.

Socorre a las víctimas

♦ Practica los primeros auxilios, siempre y cuando tengas idea de qué hacer.

♦ Intenta siempre no mover al herido a no ser que sea estrictamente necesario.

¿Qué información debes dar al 112?

♦ Identidad, edad, número de heridos, lesiones y gravedad.

♦ Lugar del accidente, coordenadas del GPS o referencia lo más precisa posible del lugar

♦ ¿El/los heridos responde/n, sangra/n, respira/n, tiene/n dolor?

♦ Condiciones meteorológicas en el lugar del accidente

♦ Lugar desde donde se da el aviso, si es otro del del accidente

Te recomendamos los cursos de primeros auxilios, presenciales y a distancia, de la Cruz Roja.


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Botiquín


Botiquín en la mochila

Cuando salgas a hacer alguna actividad en el medio natural lleva siempre en tu mochila un botiquín entre tu material básico. Apenas pesa ni ocupa, y te puede ayudar a solucionar pequeños pero muy incómodos imprevistos.

Medicamentos a incluir en el botiquín:

  • Analgésico, para el dolor en general y para bajar la fiebre: paracetamol (Termalgin®, Gelocatil®). También un analgésico más fuerte para dolores más fuertes (muelas, apendicitis, fracturas…), como metamizol (Nolotil®).
  • Para la diarrea: loperamida (Fortasec®)
  • Para la tos: codeína
  • Para reacciones alérgicas leves: dexclofeniramina (Polaramine®)
  • Para las nauseas y vómitos: metoclopramida (Primperán®)
  • Antiácidos, para el dolor de estomago (Almax®)
  • Colirio, para limpieza y calmante de afecciones en los ojos (por sol, nieve, etc), (Chibro-Uvelina®)

Para la limpieza de heridas:

  • un tubito de 10 ml de suero fisiológico
  • povidona yodada (Betadine®) solución antiséptica
  • dos vendas compresivas elásticas de 5 cm
  • esparadrapo
  • gasas estériles
  • una gasa engrasada (Linitul®) para poner en una herida antes de taparla
  • tiras de aproximación (Steristrips®)
  • tiritas
  • una pinza pequeña
  • unas hojas de bisturí
  • tijeras
  • agujas estériles

Para prevenir otros problemas:

  • pastillas de glucosa (agotamientos)
  • sales minerales (deshidrataciones)
  • algún alimento energético (cansancios extremos)
  • pastillas para potabilizar el agua
  • una manta térmica (para abrigar a heridos)
  • guantes estériles
  • crema solar protección total

Recuerda llevar siempre en tu botiquín los prospectos de todos los medicamentos o un resumen de sus indicaciones y dosis. No olvides renovarlos periódicamente y revisa las fechas de caducidad.
Sobre todo recuerda que el botiquín es para tu uso personal y que sólo un médico puede prescribir un medicamento.


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest