Saltar la navegación

Del Portillón Superior al Aneto: el glaciar

La ascensión al Aneto obliga SIEMPRE a pisar nieve o hielo.

Tanto la ruta norte como la sur, que confluyen en el Collado Corones, tienen como paso obligado el glaciar del Aneto, que suele estar cubierto de nieve la mayor parte del año.

Cuando la nieve desaparece lo que queda es el hielo puro del glaciar. Por ello, en cualquier estación del año debemos llevar siempre en nuestro equipo PIOLET y CRAMPONES.

El Glaciar del Aneto

Tanto si subimos desde la vertiente norte como si lo hacemos desde la sur, en algún momento pisaremos nieve:

  • En verano, en la vertiente de la Besurta encontraremos la nieve en las inmediaciones del Portillón Superior, un poco antes en junio y un poco después en agosto. En cualquier caso, hay que contar con que caminaremos sobre nieve entre 1,5 km (si sólo queda el glaciar) y 2,5 km (si todavía queda nevero)
  • En verano, en la vertiente de Corones la nieve suele encontrarse por encima del Ibón Superior de Corones, pero es muy habitual que en el Collado de Corones se mantenga toda la temporada. Hacia finales de verano, en la ruta por esta vertiente es posible que haya que pisar pocos metros de glaciar, pero el hielo estará duro y resbaladizo: ya lo hemos dicho pero insistimos, es imprescindible llevar piolet y crampones así como conocer las técnicas adecuadas para su manejo. Quienes no los llevan terminan haciendo equilibrismo, encaramándose a las piedras para evitar el hielo, con el consiguiente riesgo de accidentes.

¿Quieres ver cómo es el glaciar?

En la galería de fotografías de abajo, realizadas todas desde el Portillón Superior hacia el Aneto, puedes ver las diferencias que presenta el glaciar del Aneto según el momento del verano y el año. Pincha cualquiera de ellas y recórrelas para comprobar qué panorama tan distinto puedes encontrarte en el mismo verano o en la misma fecha de un año a otro: