Saltar la navegación

Ten en cuenta las alternativas más cortas

Lo importante es disfrutar de la montaña, si no podemos culminar hoy la ruta lo haremos otro día.

Hay que prever siempre itinerarios alternativos y, ante un contratiempo, elegir el más corto.

Daremos marcha atrás cuando las circunstancias lo aconsejen.

Toma buena nota

  • Antes de tomar una decisión, valora los recorridos alternativos y los horarios de ida y de vuelta 
  • Ante la duda, elige siempre la opción más corta y/o segura
  • Evalúa al grupo y si alguien no va bien, considera las alternativas a la cumbre del Aneto
  • Dar marcha atrás no es ningún fracaso: hazlo si piensas que es lo más razonable en ese momento
¡Piensa que el Aneto no se va a mover, seguirá ahí esperando tu regreso otro día!

Considera que...

Conforme avanza el día y la ascensión: 
  1. Aumenta el agotamiento y, normalmente, disminuyen nuestras reservas de comida y de agua
  2. Se reducen las horas de luz y la temperatura ambiente
  3. Muchas pequeñas dolencias tienden a agravarse

¡Sé siempre prudente, no te la juegues!