Saltar la navegación

Usa los mapas y comprueba horarios

El mapa y la brújula son insustituibles para orientarnos en la montaña.

Utilízalos y comprueba que estás en el lugar previsto en el horario previsto.

El GPS puede ser un buen complemento de la brújula y el mapa, pero no dependas sólo de él.

Familiarízate con el mapa

  • Consulta el mapa y la descripción del itinerario cada vez que tengas dudas.
  • Acostúmbrate a hacerlo aunque no tengas dudas, sólo para confirmar que estás donde piensas que estás.
  • Estas rutinas te aportarán seguridad ante un imprevisto.

¿Sabes orientarte?

  • Cada salida es una ocasión para mejorar nuestro conocimiento de los mapas y de las herramientas de orientación, para enseñar su interpretación y su uso a otros, en especial a los más jóvenes o menos experimentados.
  • Podemos aprovechar las paradas para estudiar el mapa, jugar a reconocer elementos en el paisaje y comprobar con la brújula su orientación.
  • También es una buena ocasión para planificar otras salidas contrastando la información del mapa (enlaces de senderos y pistas, un despoblado cercano...) con la que nos ofrece el terreno (un camino o una val atractivos junto a la ruta que estamos realizando, etc.).