Saltar la navegación

Agua y comida

La máquina que va a llevarnos y traernos es nuestro cuerpo: ¡dale el combustible que necesita!

Cuando realizamos cualquier actividad física nuestro cuerpo demanda agua y alimento, energía.

Esto es todavía más importante si las condiciones en las que se desarrolla la actividad son más duras, como es el caso de la montaña invernal.

Piensa que...

  • El agua es un elemento vital, que el cuerpo consume para mantener su actividad, evacuar detritos y refrigerarse. Su consumo insuficiente acarrea uno de los mayores problemas a los que podemos enfrentarnos, la deshidratación.
  • Los alimentos, en particular los de rápido aporte energético, proporcionan energía a nuestros músculos y reponen los minerales perdidos a través del sudor y la orina. Su aporte insuficiente provoca fatiga y debilidad.
  • Por norma, acostúmbrate a beber antes de tener sed y a comer en cuanto el hambre aparezca.

Lo que sabemos y lo que no

 

¿Sabes qué aporte de agua y de alimentos necesitarás durante la actividad? ¿Y cuáles son los alimentos más idóneos? Cada actividad y cada persona tienen requerimientos diferentes. Resolver algunas cuestiones te ayudará a prever los tuyos:

Pregunta 1

Siempre hay que llevar agua y no confiar en encontrarla en la ruta

Sugerencia

Si vamos a necesitar más agua de la que llevamos, hay que asegurarse de que la encontraremos. Las fuentes pueden estar cubiertas de nieve y el agua del deshielo es pobre en sales minerales y nuestro cuerpo no la puede asimilar correctamente.

Pregunta 2

Todas las personas necesitan consumir similar cantidad de agua cuando realizan una misma actividad

Sugerencia

Cada montañero debe llevar su cantimplora o botella, acostumbrarse a consumir con regularidad y rellenarla cuando haya ocasión.

Pregunta 3

Los embutidos son el mejor alimento para el senderista

Sugerencia

Conviene comer bien antes de iniciar la actividad y llevar alimentos de consumo y transporte cómodos.