Saltar la navegación

Para orientarse

Hasta los mejores montañeros... ¡se pierden!

Tú no vas a ser una excepción así que, mejor vete preparado.

Recuerda que la nieve borra caminos y sendas, cubre hitos y señales y oculta pasos que pueden ser peligrosos.

No olvides llevar...

    • Descripción del recorrido.
    • Mapa de la zona, mejor cuanto más actualizado y detallado (escala 1:25.000...).
    • Brújula, permite orientarse en cualquier lugar y situación.
    • Si disponemos de uno, el GPS será un complemento muy útil.

      Familiarízate con...

      • La interpretación de los mapas, el uso de la brújula y del GPS. Dedica también tiempo a aprender a manejarlos. El mapa es una herramienta fundamental para el montañero... si sabemos leerlo bien. Juega con los mapas para familiarizarte con ellos.
      • Y tanto para el GPS como para el teléfono móvil no olvides que: un golpe puede inutilizarlos y ¡las baterías se agotan! 
      • Puedes consultar las guías y manuales sobre orientación, consultar nuestra entrada de mapa, brújula y GPS, así como entrar en estos interesantes enlaces web:

        Utiliza bien el GPS

        Al estar cubierta de nieve, la montaña invernal es un medio que puede jugarnos malas pasadas. Sobre todo en días de fuerte niebla. En estas situaciones puede darse un fenómeno que debido a la misma tonalidad de la nieve y la niebla no distinguimos el relieve y se hace realmente díficil orientarse. Si dispones de un track fiable del recorrido que quieres acometer no dudes en cargarlo en tu GPS y consultarlo ante la menor duda.

        No utilices los tracks que circulan por Internet salvo en el caso de que el autor merezca tu confianza.

        También puedes utilizar tu smartphone para que haga la función del GPS, hay varias aplicaciones descargables (app) que lo permiten: investiga un poco, pregunta en tu tienda o proveedor habitual y elige la que más se adapte a tus necesidades.