Saltar la navegación

Usa los mapas y comprueba horarios

El mapa y la brújula son insustituibles para orientarnos en el medio, utilízalos y comprueba con ellos que estás cumpliendo los horarios previstos.

El GPS puede ser un buen complemento de los anteriores, pero no dependas sólo de él.

Aprovecha tus salidas

Para hacerte con mapas, guías, folletos... de actividades invernales. En los puntos de partida de las excursiones o en los alojamientos habituales de montañeros suele haber buenos mapas de la zona, aprovecha para comprarlos.

Aprender a orientarse

  • Cada salida es una ocasión para mejorar nuestro conocimiento de los mapas y de las herramientas de orientación y para enseñar su interpretación y su uso a otros, en especial a los más jóvenes e inexpertos.
  • Si el tiempo es bueno, podemos aprovechar las paradas para estudiar el mapa, jugar a reconocer elementos en el paisaje y comprobar con la brújula su orientación.
  • También es una buena ocasión para planificar otras salidas contrastando la información del mapa con la que nos ofrece el terreno.

La montaña invernal y los caminos de verano

La montaña en invierno es muy diferente a la montaña estival. La nieve cubre los caminos y las señales y ya no son tan evidentes los recorridos. Además muchos de los recorridos de verano atraviesan zonas altamente avalanchosas. Por eso deberemos de leer la montaña y saber desplazarnos por terreno nevado, eligiendo el itinerario con menor riesgo que nos lleve a nuestro destino, aunque esto implique abandonar el camino de verano.

Progresaremos por...

  • laderas aterrazadas con poca inclianción.
  • espolones.
  • crestas amplias.

... y deberemos evitar

  • laderas a sotavento.
  • zonas próximas a fuertes pendientes.
  • medias laderas en laderas con fuerte inclinación.
  • zona de acumulación preferente (fondos de valle estrecho).

Puedes entrenar la elección de itinerarios en este enlace : http://www.avalanche.net.nz/education/Online-Avalanche-Course/Route-Finding-Exercises.asp

Pero recuerda que solo la experiencia y contar con profesionales para nuestra formación nos harán progresar con seguridad por la montaña invernal.