6. APRENDE A LEER EL CIELO

Meteorologueando

 

 

Sin pretender quitarle el puesto al "Hombre/Mujer del tiempo" de la televisión, observar y predecir el tiempo es, no sólo un buen entretenimiento, sino también algo interesante para aprender a valorar como puede evolucionar el tiempo a lo largo del día.

No es necesario tener grandes estudios, basta con ser un buen observador/a del cielo. Básicamente se trata de aprender a mirar lo que realmente interesa: LAS NUBES, EL VIENTO, EL COMPORTAMIENTO DE ALGUNOS ANIMALES, ...

 

En el siguiente enlace tienes una buena herramienta para aprender a diferenciar las nubes, pero sobre todo lo que presagian cuando aparecen.

La Regla de los Vientos Cruzados

Es una sencilla manera de interpretar cómo va a evolucionar el tiempo en las próximas horas. Consiste en observar la dirección del viento a diferentes alturas y se puede realizar siguiendo tres simples pasos.

 

1.- Colócate de espaldas a la dirección del viento predominante en la superficie de la Tierra.

2.- Para que el viento en las capas bajas no esté influido por el relieve (montaña, valle, brisa marina, ...), gírate 30º si estas en tierra o 10º si estás en el mar, en el sentido de las agujas del reloj.

3.- En esta posición observa la dirección del viento en las capas altas: la dirección de las nubes.

3.1.- El viento de las capas altas viene de la izquierda: EL TIEMPO POR LO GENERAL EMPEORARÁ.

3.2.- El viento de las capas altas viene de la derecha: EL TIEMPO POR LO GENERAL MEJORARÁ.

3.3.- El viento de las capas altas se mueve en paralelo: EL TIEMPO NO VA A CAMBIAR MUCHO.

RECUERDA. La regla tal y como se describe aquí tiene sentido exclusivamente en el Hemisferio Norte, por lo que en tu próximo viaje a Australia, tendrás que descifrar cómo es en esas latitudes.

Aprendiendo de la gente del lugar

Mientras aprendemos y cogemos experiencia recuerda que quien mejor conoce un lugar y puede ayudarte a predecir que va a pasar con el tiempo, es quien vive en la zona y su trabajo depende directamente del tiempo.

Los agricultores, ganaderos, ... de la zona son una buena fuente de información. Aprovecha cuando te cruces con ellos para preguntarles sobre el tiempo.