Jorge García-Dihinx

Tipos de aludes (2 de 2)


Alud de fusión. Jorge García-Dihinx

Alud de fusión

Siguiendo con el post anterior sobre aludes de placa, recordemos que el 90 % de las víctimas de un alud lo son por la rotura de una placa desencadenada por ellos mismos o por alguno de sus compañeros. De los tres tipos de aludes que existen, trataremos ahora los aludes de fusión o nieve húmeda.

Todo esquiador de montaña debe convertirse, mejor antes que después, en un experto en nivología y aludes, pues de estos conocimientos y de la adecuada toma de decisiones sobre el terreno puede depender su vida. Mucha información la irás adquiriendo estando atento y con la experiencia: cuando salgas a la montaña en tus salidas invernales, no pierdas ninguna oportunidad de aprender y estate atento a el color, la textura y el sonido de la nieve. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Tipos de aludes (1 de 2)


Alud de placa. Jorge García-Dihinx

Alud de placa. El corte se aprecia arriba, en la parte más inclinada de la pendiente

El 90 % de las víctimas de un alud lo son por la rotura de una placa desencadenada por ellos mismos o por alguno de sus compañeros. Por lo tanto, nuestro comportamiento va a ser crucial a la hora de evitar accidentes por aludes. Existen tres tipos de aludes, y el esquiador de montaña debe conocer y saber reconocer las condiciones que pueden llevar a desencadenarlos.

Recordemos los tres tipos de aludes posibles:

♦ Aludes de placa (causantes del 90 % de las víctimas de esquí de travesía)
♦ Aludes de fusión o de nieve húmeda
♦ Aludes de nieve polvo (poco frecuentes en el Pirineo, no lo analizaremos en este texto) Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Boletín de peligro de aludes


Alud de placa. Jorge García-Dihinx

Alud de placa

Interpretar correctamente un boletín de peligro de aludes (BPA) exige atenta lectura y comprensión de la nieve y su evolución, sin embargo, a veces se falla en lo más sencillo, que puede ser en este caso la correcta comprensión de la valoración del peligro según la escala Europea de Peligro de Aludes.

Todo boletín de peligro de aludes ofrece una valoración del peligro (normalmente distintos valores para distintas altitudes y orientaciones) según esta escala, en un rango numérico del 1 al 5, donde 1 significa el peligro más bajo y 5 el más alto. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Actuar con prudencia en esquí de montaña


Actuar con prudencia en esquí de montañaDe poco sirve planificar bien una ruta y equiparse correctamente si después no sabemos actuar con prudencia en esquí de montaña, algo que también sucede en el resto de actividades en el medio natural.

Durante la ruta, el guía, compañero más experto o el diseñador de la ruta debería idealmente ir supervisando con la mirada a cada participante, apreciando los primeros signos de cansancio o de desánimo en los participantes más noveles o menos experimentados. “Pensar en el grupo” es ir hablando entre todos, dialogando y observando. La falta de comunicación puede hacernos ver los problemas demasiado tarde. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Estaciones de esquí


Esquí de montaña en estaciones de esquíA veces, en la actividad en montaña invernal, es necesaria la utilización de instalaciones de estaciones de esquí. Bien porque es la base y punto de partida de la excursión, bien porque la meteorología es adversa o existe peligro importante de aludes, resultando más segura la práctica en el entorno de una estación.

El esquiador de montaña cada vez está más presente como deportistas en el medio natural de la montaña invernal. Actuar de forma responsable, evitando crear problemas, será en beneficio de la buena convivencia entre todos.

Os proponemos un decálogo de buenas prácticas si tenéis previsto transitar o entrenar en estaciones de esquí. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest