smartphone

Si tienes un smartphone tienes un GPS


App_piosHoy en día prácticamente todo el mundo tiene un “smartphone”. Lo llevamos con nosotros siempre, lo utilizamos para llamar, mandar mensajes, consultar información, hacer fotografías, pero… ¿Sabías que también puedes emplearlo como GPS de montaña? Cada vez es más habitual incorporar el GPS, como herramienta de seguridad y orientación en nuestras actividades de montaña por eso es importante conocer las posibilidades pero también las limitaciones que nos ofrecen nuestros teléfonos inteligentes junto a una serie de aplicaciones para convertir nuestro teléfono en un GPS de montaña. Si tienes un smartphone tienes un GPS.

Los avances en la tecnología de la que podemos disponer en montaña deben suponer una mejora en nuestra seguridad. Pero no por ello podemos olvidar el mapa y la brújula en casa. Ante un fallo de nuestro teléfono, y la tecnología falla, el mapa y la brújula nos servirán para orientarnos. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Tecnología y montaña


Usando GPSCuando se habla de tecnología y montaña podemos encontrarnos con dos posturas enfrentadas: la de aquéllos que apuestan por la tecnología con los ojos cerrados y de cabeza y la de aquéllos que prefieren “ir como siempre” a la montaña y no confiar demasiado en esas “nuevas” herramientas o utilidades que ofrece la tecnología. Sin embargo, pocas son las personas que no se han sumado a mejorar su seguridad (¡y su confort!) con ropa térmica, chaquetas con membrana cortavientos, botas más calientes o más ligeras y, por supuesto, también “aparatos”: primero fueron los equipos de radiocomunicación y los ARVA´s, también el teléfono móvil “sin extras”, los GPS y ahora los teléfonos que nos superan a todos en capacidades  (¡aunque no en sentido común!): los Smartphone. Por suerte, la mayoría de los excursionistas y montañeros estamos en un punto intermedio entre estos dos extremos, y sí nos sumamos a las nuevas opciones, aunque con atención y prudencia. Así como un GPS no substituye en ningún caso a un mapa en papel y su brújula (aunque sí lo puede complementar), las utilidades de las que puede disponer un teléfono inteligente no deberían substituir ningún otro material que llevemos en la mochila, ni tampoco simplificar nuestro razonamiento: la tecnología se puede romper, se puede “colgar”, se le acaban las baterías y hasta se puede equivocar, así que ¡tecnología sí, pero con cabeza!. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest