Saltar la navegación

Para orientarse

Hasta los mejores montañeros... ¡se pierden!

Un mapa es imprescindible en la mochila de cada senderista.

Además, aprovecha la oportunidad de enseñar su lectura y su manejo a los más pequeños, cuando sean montañeros autónomos te lo agradecerán.

No olvides llevar...

    • Cartografía de la zona, mejor cuanto más actualizada y detallada (escala 1:40.000, 1:25.000...).
    • Brújula, permite orientarse en cualquier lugar y situación.
    • Si disponemos de uno, el GPS será un complemento muy útil. Si tienes un smartphone, puedes usarlo como GPS. Revisa la entrada sobre el uso del smartphne como GPS.

      ¿Y si no tengo un mapa?

      Hoy día puedes conseguir un mapa de escala excursionista (1:40.000, 1:25.000) de muchas maneras:

      Así que no solo no tienes ninguna excusa para no llevar mapa, tampoco tienes ninguna excusa para no proveer de un mapa a cada menor participante: de ese modo también les enseñas a leerlo, entenderlo y valorar su utilidad.