Saltar la navegación

Prepara el rescate

Si has solicitado ayuda, procura mantenerte en contacto con los equipos de rescate y facilitar su trabajo.

Facilita el rescate

Una vez hayas solicitado la ayuda con la mayor precisión, preocúpate por:

  • Permanecer localizado para poder dar información complementaria al equipo de rescate
  • Elegir el lugar más apropiado para el socorro: buscar un espacio amplio para el rescate aéreo, considerar las maniobras y los itinerarios de acceso posibles del equipo de rescate...
  • Señalizar el lugar del rescate para hacerlo bien visible
  • Llamar la atención del equipo de rescate, hacer señales amplias, exageradas: cuando nos localicen, hacer con el cuerpo la señal internacional de solicitud de ayuda ("Y").
  • Si es un rescate aéreo:
    • Busca una zona despejada y llana de unos 15 metros de radio.
    • Ten todo recogido y/o anclado para evitar que salga volando.
    • Señaliza al helicóptero la dirección del viento con un pañuelo o bolsa de plástico en alto, o poniéndote de espaldas al viento: el helicóptero aterrizara de cara a quien lo señaliza.
    • Para que el piloto pueda vernos siempre nos acercaremos al helicóptero de frente y con cualquier objeto alargado que llevemos en posición horizontal.
    • Esperaremos instrucciones de la tripulación para subir o bajar del helicóptero y en su interior permaneceremos quietos.
  • Seguir fielmente las instrucciones de los socorristas: tener el equipo recogido, no moverse junto al helicóptero…

Señales de socorro

Existe un código internacional de señales de socorro que deberemos conocer para poder comunicarnos con un tercero o con un equipo de rescate (ver viñeta).

Señales internacionales de socorro

Si vemos un helicóptero en la zona y no hemos pedido ayuda, evitaremos hacerle señales para que no nos confunda con un grupo que sí la esté esperando.

Recuerda que, cuando lances un mensaje de alerta, debes ser claro y preciso, comunicando toda la información relacionada con:

  • El lugar y las circunstancias del accidente.
  • El estado del accidentado: si responde, sangra, respira o tiene dolor.
  • Las condiciones meteorológicas en el lugar.
  • Las personas y el material disponible para ayudar en el rescate.
  • Los teléfonos de contacto del grupo.

¿Conoces las coordenadas del lugar?

A los grupos de rescate les será de gran utilidad conocer tus coordenadas geográficas, puedes consultarlas en el GPS, extraerlas de tu Smartphone o calcularlas sobre el mapa.

Practica antes como hacerlo puesto que si te encuentras en una situación de emergencia te será difícil aprender en ese momento.