Federarse en montaña


LicenciaFederativa_FAM2015Federarse en montaña es una opción, no una obligación, pues para salir al medio natural ninguna ley obliga a estar en posesión de una licencia deportiva, ni tampoco haber suscrito un seguro sanitario o de accidentes. Sin embargo, tenerlos va a hacer que nuestra experiencia sea más segura y tiene bastantes ventajas.

En la montaña es muy recomendable contar con un seguro que nos cubra tanto la asistencia sanitaria especializada y los costes de rescate que podamos necesitar, como la responsabilidad civil derivada de los daños que podamos causar a terceros. Tenemos dos opciones, contratar un seguro privado de accidentes o, más recomendable, hacernos con una licencia de Montaña y Escalada, que lleva asociada una póliza de seguro.

Una tarjeta o licencia es un documento que nos acredita como practicante de un deporte y que incluye un seguro específico para esas contingencias, de amplia cobertura y con una extensa gama de deportes asegurados (que no cubren la mayoría de los seguros convencionales). Eso sí, hay que tener en cuenta que la cobertura de la póliza asociada (actividades, ámbito geográfico…) variará en función de la modalidad de licencia que hayamos suscrito.

Si en lugar de una licencia preferimos suscribir un seguro de accidentes, sanitario o de viaje convencional tenemos que asegurarnos de que nos ofrece la cobertura deseable para las actividades que vamos a practicar y en los lugares donde vayamos a realizarlas. La mayoría de los seguros sanitarios y de viaje privados no suelen cubrir los accidentes deportivos. En principio, la Seguridad Social española tampoco los cubre, por lo que estás expuesto a tener que responder por los costes derivados del rescate y la atención médica.

Los seguros vinculados a las licencias deportivas están expresamente concebidos para cubrir los riesgos asociados a la práctica de los deportes de montaña (accidentes, rescates, repatriaciones…) lo que, en principio, representa una ventaja respecto a pólizas de cobertura más genérica. Además, al tratarse de pólizas colectivas, resultan también más económicas. En cualquier caso, lo más importante es asegurarnos de que la licencia (o el seguro privado) que vamos a suscribir es la opción más adecuada para la actividad que vamos a desarrollar en la montaña.

 Tipos de licencias y coberturas

Montana 082En España podemos obtener dos tipos de tarjetas o licencias de Montaña y Escalada: la Federativa o FEDME, expedida por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada a través de sus Federaciones autonómicas, y la tarjeta o licencia autonómica, expedida por algunas de estas últimas, con coberturas y ventajas distintas de las de la tarjeta FEDME (requerida, por ejemplo, para participar en competiciones deportivas oficiales). Las licencias pueden solicitarse a título particular (opción menos habitual y generalmente más cara) o a través de uno de los clubes de montaña asociados a la Federación autonómica correspondiente. En Aragón, la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) sólo tramita la licencia FEDME.

Hay distintos tipos de licencias deportivas en función de la edad del titular, el tipo de actividades cubiertas y el ámbito geográfico en el que se desarrollen. Cubren todo el año desde su inicio pero también pueden solicitarse a partir del verano, sujetas a descuentos. En Aragón, las modalidades de licencia federativa de Montaña y Escalada son éstas:

Categoría Edades (*) Actividades cubiertas (**) Territorio
A Todas Excursionismo, campamentos, marchas, senderismo, carreras por montaña- Infantil y juvenil: rocódromo y raquetas España
B Todas Alpinismo, alta montaña, escalada, barrancos, rocódromo, igloos, BTT, esquí nórdico y de travesía, splitboard, telemark y rafting, espeleología, raquetas, vías ferratas, raids de montaña y aventura (exclusivamente competición) España, Pirineo francés y Andorra
C Todas Las de las modalidades A y B Todo el mundo menos picos de más de 7000 m de altitud y zonas polares
D Sólo adultos Suplemento a la C para expediciones a zonas polares y picos de más de 7000 m Todo el mundo incluidos picos de más de 7000 m y zonas polares
2M Sólo adultos Sólo marchas, senderismo y marchas de largo recorrido (andadas) que no superen los 2000 m de altitud España
(*) Edades. Infantil: hasta los 13 años; Juvenil: de 14 a 17; Adultos: a partir de 18 años.(**) Las actividades de esquí alpino y snowboard están sujetas a un suplemento sobre la cuota de la categoría en la que se incorporen.

 

En Comunidades Autónomas distintas de Aragón este cuadro puede contemplar también otras categorías en función de la edad (mayores de 65 años), tipología (grupos de integración), cobertura geográfica…. En la web de la FEDME encontrarás los enlaces a cada una de las Federaciones Autonómicas.

Otras ventajas de estar federado

Salir a la montaña con una licencia federativa o autonómica significa formar parte de un colectivo de 200.000 deportistas, amantes del senderismo y los deportes de montaña. Contar con una tarjeta tiene, además, otras muchas ventajas, algunas relacionadas con nuestra seguridad, como:

♦ Vincularse a una federación y, casi siempre, a un club de montaña donde conoceremos a gente más experimentada, podremos participar en actividades guiadas y formativas, tendremos acceso a materiales técnicos, guías, documentación… sin tener que comprarlos.
♦ Estar respaldados en todas nuestras actividades por organizaciones reconocidas nacional e internacionalmente, con profesionales especializados en el mundo de la montaña.

Además, a nivel práctico las tarjetas proporcionan también otras ventajas, éstas son algunas de las asociadas a la licencia FEDME:

♦ Descuentos en los albergues y refugios de España y de Europa suscritos al Convenio de Reciprocidad de Refugios

♦ Participación en competiciones deportivas oficiales y descuentos en la cuota de inscripción de diferentes pruebas, como las carreras por montaña

♦ Acceso a subvenciones, participación en actividades y grandes eventos, acceso a cursos de formación organizados por la FEDME o sus Federaciones.

En resumen

Tener una tarjeta o licencia federativa aporta un plus de seguridad a nuestras salidas a la montaña. Debemos analizar qué actividades vamos a practicar, en qué ámbito geográfico y altitud (PLANIFICA); seleccionar y darnos de alta en la modalidad de tarjeta/licencia que cubra todas nuestras actividades y sus posibles contingencias (EQUÍPATE), y, por último, conocer y aprovechar sus ventajas, seguir los protocolos previstos en caso de incidencia (ACTÚA).


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest