Saltar la navegación

Subir al MONTE PERDIDO con seguridad

Con sus 3.355 m, el Monte Perdido es el tercer pico más alto del Pirineo (por detrás del Aneto y del Posets), y cada año atrae a un importante número de montañeros.

Sin duda, su ascensión requiere un considerable esfuerzo y una preparación adecuada. No es una tarea imposible pero, como todas las actividades en montaña, hay que hacerla con seguridad.

Si sigues los consejos que te proponemos afrontarás el reto de la manera más adecuada para

¡ascender al Monte Perdido con seguridad!

 

 

Sabemos que...

  • En verano hay muchos días en que pueden subir al Monte Perdido entre 100 y 200 personas. Todas creen estar preparadas para realizar con éxito esta excursión, pero no siempre es así.
  • En los meses de verano, la Guardia Civil de Montaña suele realizar en el entorno del Monte Perdido varios rescates a montañeros que, en su ascenso o descenso, acaban teniendo problemas.
  • Si no tomas precauciones y preparas adecuadamente la salida, tú puedes ser una de ellas. Que eso no ocurra, que tu ascensión sea segura, depende, sobre todo, de ti.

Con estos consejos aprenderemos a...

  1. Planificar la excursión.
  2. Equiparnos adecuadamente.
  3. Actuar con prudencia.
  4. Reaccionar ante los percances.