Montañeros solitarios


Evitar los pasos arriesgados en solitario.A pesar de lo que dicen todos los manuales  sobre montaña en relación a la conveniencia de salir al monte en grupo, sabemos que son bastantes los montañeros que realizan su actividad en solitario.

A veces por falta de compañeros para las fechas o tipo de actividad que se proponen, a veces por el placer de disfrutar de la montaña sin compañía, la realidad es que estos montañeros solitarios existen, son habituales y difícilmente podremos convencerlos de que dejen de ser “montañeros solitarios” (según datos de la campaña Montaña Segura 2011, un 5% de los grupos que fueron encuestados eran grupos de una sola persona, pero si nos fijamos en los encuestados en el Aneto y el Monte Perdido en esos casos el porcentaje aumentó hasta el 10% en el primero y el 15% en el segundo, y esos datos son también los que se registraron en los dos años anteriores -2010 y 2009-).

Esos mismos datos nos dice que suelen ser personas con bastante experiencia, generalmente conscientes de las exigencias físicas y técnicas de la actividad que están realizando y del plus de riesgo que asumen por estar realizándolas en solitario, pero la conversación con ellos nos indicaba también que por ese mismo motivo normalmente no están dispuestas a cambiar de situación, razón por la cual esta entrada no persigue convencer a los montañeros solitarios de que dejen de hacer actividad en solitario (forzándoles a quedarse en casa o, y casi peor, realizar las actividades con personas a quienes apenas conocen), sino que cuando la hagan sigan unas pautas y protocolos para mejorar su seguridad.

Al habitual proceso que todos debemos seguir para realizar una actividad senderista o de montaña con seguridad (Planifica+Equipa+Actúa) vamos a matizar algunos aspectos de mayor importancia para aquéllos que van solos a la montaña.

Planifica la actividad que vas a realizar en solitario

♦ Escoge una actividad un poco menos compleja que el máximo que suelas afrontar con soltura. Intenta asegurarte que la actividad NO va a ser el problema, bájate un peldaño y vuelve a los recorridos algo más sencillos sin pasos claves expuestos.
♦ Calcula horarios, distancias y desniveles. Piensa en un plan alternativo, menos complejo o más corto, para que la cabezonería no te fuerce a llevar a cabo el primero.
♦ Consulta la previsión meteorológica y no salgas o cambia de planes si es mala.
♦ Deja dicho adónde vas con todo el detalle que te sea posible y el horario en el que tienes previsto regresar a una persona que esté pendiente de ti. En este enlace te ofrecemos una ficha tipo que puedes utilizar.

Solitarios_Declaran_Intenciones

Equípate correctamente, como siempre

Calzado apropiado, ropa de abrigo, impermeable o cortavientos, gorra y protección solar, gorro y guantes si vas a la alta montaña.
Mapa excursionista, brújula y GPS con la ruta que quieres hacer cargada (recuerda que tu smartphone también es un GPS).
Teléfono móvil con la batería cargada y cargador de repuesto, cargador solar o batería externa.
Botiquín completo y revisado (incluida manta térmica) y frontal con pilas de repuesto.
Material técnico (piolet y crampones) si has contemplado que quizás puedas encontrar restos de nieve en la ruta (a principio de verano suele ser habitual, y también causa de muchos accidentes y rescates).
Para completarlo del todo, si tu actividad es de día completo o de alta montaña, será una buena idea añadir un sobretecho de una tienda ligera, que junto con un cordino y tus bastones se convertirá en una tienda improvisada en caso de tener que pasar la noche.

Actúa con mucha atención y toma de conciencia, este paso es fundamental

Madruga un poco más de lo habitual: te estarás dando más tiempo de maniobra si sucede algún imprevisto.
Intenta no cambiar de planes sin avisar a la persona que te está haciendo el seguimiento (a quien hayas dejado el aviso).
Siempre que puedas, confirma por mensaje o llamada corta a esa persona que todo va bien. Los guardas de los refugios, en caso de que no tengas cobertura en la ruta, también pondrán especial atención a tu situación de montañero solitario si se lo pides. Recuerda siempre “cerrar el aviso” a tu vuelta.
Valora cada cierto tiempo si estás yendo sobre lo previsto y disfrutando, sino aplícate las alternativas más cortas o date la vuelta. Utiliza los mapas para guiarte y tu previsión de horario.
Si debes pasar por algún paraje expuesto o donde no lo tienes claro, intenta esperar a que pase algún otro montañero por la zona que pueda estar pendiente de ti. En caso contrario, es mejor no arriesgar y darse la vuelta.
Comprueba que la meteorología no supone un riesgo, y si detectas que puede llegar a serlo: date la vuelta.

En montañVigila los cambios meteorológicosa los “grupos de uno” son grupos poco seguros, pues ante una emergencia o accidente la capacidad de reacción, asistencia y aviso se limita al grado de autonomía que ese accidente permita al accidentado.  Como sabemos que estos montañeros existen y no es fácil que dejen de existir, pues son un colectivo de “gente experta” que considera tomar sus decisiones de manera consciente, queremos transmitir estos consejos, de sobras conocidos por todos pero también por ellos muchas veces “pasados por alto”. En estos casos, lo más importante es añadir un extra de prudencia al “cómo actuar en la montaña”.


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest