Nieve en la montaña al inicio del verano


montaña_nieveLa presencia de nieve en la montaña al inicio del verano es causa de un importante número de los rescates que se producen en estas fechas. Además, esta nieve no suele “verse” desde el fondo del valle, y ya sabemos que lo que no vemos es como si no existiera…

Al inicio de la temporada de verano que quede nieve en los recorridos de media y alta montaña es algo habitual,  por lo que debemos estar especialmente atentos a esta realidad, que impone un grado de complejidad a la progresión en la ruta y a la toma de decisiones sobre el terreno.

Como guión, podemos seguir los siguientes consejos:

♦  Siempre que se prevea la existencia de nieve en la ruta debemos llevar crampones y piolet como equipo para la progresión segura sobre este tipo de terrenos. Crampones para evitar un resbalón y piolet para que podamos autodetener una caída en el caso de que este se produzca. Además de saber utilizarlos. Llevar bastones en lugar de piolet no es seguro, puesto que con los bastones es muy complicado parar una caída.

♦  La elección de la bota también debe ser adecuada. La colocación de crampones no admite cualquier soporte: las zapatillas deportivas no suelen ser adecuadas para llevarlos, tenlo en cuenta.

♦  Este tipo de material técnico exige una habilidad en su manejo, y esta habilidad hay que adquirirla, o bien de la mano de clubes de montaña o bien de la mano de guías y empresas de turismo activo. No conviene alquilar el material y salir a la montaña pensando que por el simple hecho de llevarlo vamos más seguros: hay que saber utilizarlo, aprendiendo primero y practicando después para no olvidar.

♦  Existe una “creencia popular” de que en verano y a partir de según qué hora la nieve suele estar blanda y por lo tanto el material no sólo no es necesario sino que además puede ser “peligroso” pues provoca más accidentes de los que evita. Aunque puede ser más o menos habitual que a partir de cierta hora (y siempre dependiendo de las temperaturas mínimas de ese día) la nieve puede estar blanda, el material hay que llevarlo siempre por si acaso. La realidad es que nadie puede asegurar cómo estará la nieve, por lo que ante la previsión de tener que transitar por ella debemos poner todos los medios para hacerlo de manera segura.

♦  Se debe prestar especial atención al cruce de neveros sobre ríos y barrancos, puesto que el proceso de fusión en este periodo hace que estos puentes de nieve se debiliten por debajo hasta colapsar y desaparecer, y en ocasiones la caída puede ser muy importante.

♦ La combinación de nieve en cotas altas + calor + lluvias o tormentas suelen provocar caudales importantes en ríos y barrancos. Tenlo en cuenta ya que un barranco que has cruzado sin problemas a las 9 de la mañana puede estar impracticable a las 2 de la tarde cuando vuelvas.

♦  Finalmente, si sabéis -porque os habéis informado correctamente y os lo han dicho- que el itinerario escogido tiene nieve en algún tramo, sed honestos y valorad correctamente si vais a ser capaces (tu mismo, pero también quienes te acompañan) de realizarlo de manera segura. Si tienes dudas opta por cambiar de itinerario y buscar uno sin nieve, o también puedes contemplar la posibilidad de contar con los servicios de un guía, que trabajará por vuestra seguridad y os enseñará a utilizar el material técnico.

En montaña, lo que está en juego es nuestra vida y la de quienes nos acompañan, y éstas, muchas veces, dependen de nuestras decisiones: así que ¡decide bien!


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest