nieve

Técnicas de progresión para montaña invernal


IMG_2354El invierno tiene algo especial, será la sensación de frío en nuestros rostros, el ver como el ritmo de la naturaleza casi se detiene y lucha por sobrevivir unos meses más… pero sobretodo tiene algo que el resto de las estaciones (salvo en algunas zonas) no tiene: la nieve. Ese medio tan distinto, tan atractivo, casi adictivo, que hace que muchas personas deseen que vuelva desde el momento en que desaparece.

Sin embargo la montaña invernal es un medio no exento de peligros y requiere de experiencia y pericia para desenvolverse con seguridad en terrenos a los que estamos, por lo general, poco acostumbrados. Analizando los accidentes en montaña se desprende que una de las causas de accidentes en montaña invernal son los deslizamientos ligados a la progresión con crampones y piolet en laderas de nieve dura o helada. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Escala europea de peligro de aludes


Alud de placa. Jorge García-Dihinx

Alud de placa

Interpretar correctamente un boletín de peligro de aludes (BPA) exige atenta lectura y comprensión de la nieve y su evolución, sin embargo, a veces se falla en lo más sencillo, que puede ser en este caso la correcta comprensión de la valoración del peligro según la escala Europea de Peligro de Aludes.

Todo boletín de peligro de aludes ofrece una valoración del peligro (normalmente distintos valores para distintas altitudes y orientaciones) según esta escala, en un rango numérico del 1 al 5, donde 1 significa el peligro más bajo y 5 el más alto. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Actuar con prudencia en esquí de montaña


Actuar con prudencia en esquí de montañaDe poco sirve planificar bien una ruta y equiparse correctamente si después no sabemos actuar con prudencia en esquí de montaña, algo que también sucede en el resto de actividades en el medio natural.

Durante la ruta, el guía, compañero más experto o el diseñador de la ruta debería idealmente ir supervisando con la mirada a cada participante, apreciando los primeros signos de cansancio o de desánimo en los participantes más noveles o menos experimentados. “Pensar en el grupo” es ir hablando entre todos, dialogando y observando. La falta de comunicación puede hacernos ver los problemas demasiado tarde. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Estaciones de esquí


Esquí de montaña en estaciones de esquíA veces, en la actividad en montaña invernal, es necesaria la utilización de instalaciones de estaciones de esquí. Bien porque es la base y punto de partida de la excursión, bien porque la meteorología es adversa o existe peligro importante de aludes, resultando más segura la práctica en el entorno de una estación.

El esquiador de montaña cada vez está más presente como deportistas en el medio natural de la montaña invernal. Actuar de forma responsable, evitando crear problemas, será en beneficio de la buena convivencia entre todos.

Os proponemos un decálogo de buenas prácticas si tenéis previsto transitar o entrenar en estaciones de esquí. Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest

Primera nevada en verano


MontePerdido_150905_Oscar_Aleman_Milan

Monte Perdido. 5 de septiembre de 2015. Foto de Oscar Alemán Milan

Es habitual que, cada año,  en el Pirineo caiga la primera nevada en verano. Si nos ceñimos al verano como esa estación que empieza el 21 de junio y termina entre el 22 o 23 de septiembre, y teniendo en cuenta que las cotas máximas de esta cadena montañosa superan los 3.000 m de altitud, a la mayoría esta afirmación ya no se le hace extraña, pero si además nos aventuramos a afirmar que muchos años la primera nevada cae en el mes de agosto, esa afirmación cuesta más de creer.

Y sin embargo así suele ser: cada año la primera nevada, esa nevada que cae sobre el suelo aún caliente, suele llegar en agosto. A veces es nieve tal como la imaginamos, otras veces es un granizo que lo deja todo blanco como si de nieve se tratara, pero con el agravante de que si estamos en la montaña en ese momento, además duele al caer.

Sigue leyendo


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest