Buscadores de setas y extravíos


Coprinus cornatus, seta comestibleCon la llegada del otoño proliferan las deseadas setas en nuestros bosques, y con ellas se incrementan los rescates por extravíos y desorientaciones en la montaña. Este tema, que suele pasar desapercibido, constituye la principal problemática en montaña de muchas zonas en esta época. Está bien ‘perderse’ buscando setas sí,… ¡pero no del todo! Vamos a intentar daros algunos consejos para que podáis volver al coche con el cesto lleno de setas, pero sanos, salvos y en tiempo.

El fin del verano, pero sobretodo la temporada otoñal anuncia con su llegada previsibles cambios en la meteorología y en el estado de la naturaleza; y también anuncia que diferentes enclaves del monte van a verse frecuentados por seteros. Este colectivo protagoniza cierto número de rescates a lo largo de la temporada; un socorro en montaña que, a veces, es tan complicado o más de resolver como uno en alta montaña.

Y es que hay un factor fundamental que diferencia a las intervenciones de este tipo: la gente que se extravía no pueden dar una localización de dónde se encuentran, porque no saben dónde están.  Buscar setas es equiparable a andar por la niebla. En su afán de buscar aquellos puntos menos frecuentados, con los mejores ejemplares de setas, pierden cualquier punto de referencia y se ven inmersos en un bosque en el que no existen trazas de sendas o caminos y donde todo parece uniforme. Estas búsquedas y rescates suelen cubrirse con partidas de voluntarios locales, pero además en muchos casos requieren la intervención de los grupos de montaña de la Guardia Civil, a veces incluso con perros entrenados para este tipo de búsquedas.

Las principales causas de extravíos durante esta actividad suelen ser los despistes al ir avanzando por el interior de un bosque cerrado con la mirada agachada y perdiendo la posibilidad de establecer contacto visual con algún punto de referencia (pista, caseta, un valle…); o la falta de un buen conocimiento del terreno, que se da en muchos casos en personas provenientes de comunidades vecinas o cuando el setero no es una persona habitual de la zona.

Las consecuencias suelen ser de poca gravedad, y el rescate termina con la localización de las personas en buen estado, quizás algo cansada, quizás con frío o principio de hipotermia (¡no olvidéis que a partir de septiembre las temperaturas mínimas tienden a bajar cada vez más!), pero sin lesiones. Pero una vez más debemos apelar a la responsabilidad de cada uno para garantizar un día de campo sin necesidad de que los grupos de rescate tengan que trabajar para nosotros.

Consejos para buscar setas con seguridad:

Recoger setas con seguridadPara minimizar los riesgos de acabar perdido hay una serie de consejos y recomendaciones que todo setero (y senderistas o aficionados a la fotografía) deberían tener en cuenta a la hora de internarse en estos bosques otoñales:

No salgas solo, intenta ir acompañado y, a ser posible, por gente que conozca bien la zona.
Deja dicho a alguien el área que vas a recorrer y el tiempo aproximado que vas a estar por la zona.
Planifica bien la actividad, realiza una selección previa del itinerario (de acuerdo con el conocimiento del terreno y las condiciones físicas de cada uno), y valora adecuadamente la predicción meteorológica para la fecha elegida.
♦ Un buen mapa de la zona, actual y con detalle de pistas y caminos te puede ser de gran ayuda. Que fuera a  escala 1:25.000, o 1:40.000 sería lo ideal, y aunque se vaya a caminar por fuera de senda, es muy recomendable mantener siempre claras en la mente las referencias de los límites entre los que nos vamos a mover (un barranco, una pista o carretera, una cresta, un cortafuegos…)
♦ Lleva contigo siempre el teléfono móvil bien cargado y recuerda que si tienes un Smartphone tienes también un GPS.
♦ Una pequeña linterna y un silbato, pueden resultar de gran ayuda para alertar a los equipos de rescate en caso necesario.
♦ Viste ropa adecuada, preferiblemente de colores vivos, impermeable y botas de montaña.
♦ Lleva agua y algo de comida como frutos secos, fruta o chocolate.
No apures el tiempo de tu actividad, piensa que tienes que regresar antes de que anochezca. Un cálculo prudente de horario hará que finalices tu actividad por lo menos dos horas antes de que anochezca.
♦ Existen algunas aplicaciones gratuitas para móviles (APPs) que te ayudarán a encontrar el punto donde dejaste tu vehículo, o donde iniciaste la recolección. Instálate alguna de ellas en el móvil. Bolets <<Setas>>, o Wayo Localizador de personas) son algunas de ellas y muy fáciles de utilizar.
♦ Si aún con estas recomendaciones algo no sale bien y necesitas llamar a los grupos de rescates, intenta enviar las coordenadas de tu posición a través de tu teléfono móvil. De esta manera se agilizará tu localización, ahorrándote tiempo a ti y a ellos.

Descárgate aquí nuestro folleto sobre seguridad en la recogida de setas.

Disfruta del monte, de las setas, y de los bosques, pero… ¡hazlo con seguridad!

 


Comparte...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest