Saltar la navegación

Haz tus cálculos

Calcular previamente las distancias a recorrer y los horarios totales e intermedios te permitirá planificar correctamente la actividad y tomar luego decisiones acertadas.

Es probable que haya disponible mucha información útil sobre el recorrido que quieres realizar, sobre todo si está balizado: búscala en guías, puntos de información turística, en la web...

Necesitarás...

  • Una guía o publicación con información fiable sobre la ruta (balizamiento, existencia o no de fuentes...).
  • Mapa de la zona, cuanto más detallado y actualizado mejor (escala 1:25.000, 1:40.000).
  • Conocimientos básicos de lectura de mapas y de orientación en el medio.
  • Tener en cuenta las variables relacionadas con el recorrido (tipos de suelo, desniveles...), el grupo (edades, experiencia...) y el momento en que vas a realizar la actividad (época del año, meteorología...).

Obviamente, en salidas muy sencillas, de corto recorrido, las exigencias de planificación son mucho menores. El sentido común nos lo dirá, pero siempre es mejor pasarse en la preparación que quedarse corto.

Horario de ida... y de vuelta!

Muy importante: hay que calcular el horario de ida y el horario de vuelta... ¡salvo que pensemos  quedarnos a vivir en el lugar! No es una tontería, muchas veces se olvida y luego vienen problemas como un agotamiento imprevisto, la noche que se nos echa encima...

Horarios intermedios

Y en tu planificación no olvides calcular también horarios intermedios en la ruta: te facilitarán la toma de decisiones como el regreso al punto de partida o la elección de un itinerario alternativo sabiendo qué tiempo va a costarte realizarlos.

Calcula y conoce el MIDE

Selecciona una ruta que conozcas o de la que tengas buena información (guía, web...) y, sobre el mapa del lugar, calcula tiempos y horarios sirviéndote de estas referencias generales:

  • Calcula un horario según el desnivel a razón de 1 hora por cada 400 m en subida o por cada 600 m si es en bajada
  • Calcula un horario para la distancia a una velocidad entre 5 y 3 km por hora según el piso del camino (carreteras y pistas 5km/h; caminos de herradura, sendas lisas y prados 4km/h; malas sendas, canchales y cauces de ríos 3km/h).
  • Elige el horario mayor y añade la mitar del otro.  Así para los caminos en cuesta nuestra velocidad dependerá sobre todo del desnivel, y sin embargo, en los caminos llanos nuestra velocidad la marcará la distancia y el suelo que pisamos..

 Contrasta tus cálculos con los que te ofrece la guía de senderos o con tu propia experiencia, si ya has realizado la ruta.

Cada vez es más frecuente encontrar la calificación MIDE (Método para la Información de Excursiones) de un sendero: se trata de un sistema creado para valorar las exigencias técnicas y físicas de los recorridos con el objetivo de facilitar la elección a los senderistas. En la web de Montaña Segura a la que puedes acceder desde el enlace y visualizar en la ventana inferior, encontrarás más información y podrás calcular tú mismo el MIDE de un itinerario: