Saltar la navegación

Piolet y crampones

Utiliza el material técnico siempre que haga falta.
No camines por nieve sin el piolet en la mano.
Ponte los crampones en cuanto aprecies que van a asegurar mejor tus pasos. Prevé con anterioridad el uso de crampones. Es mejor ponérselos antes de tiempo que tener que calzarse los crampones en una situación precaria, haciendo equilibrios y con peligro de resbalar.

El piolet en la mano

  • Siempre que te desplaces sobre la nieve debes llevar el piolet en la mano.
  • Es una herramienta que sirve para autodetener un deslizamiento en una pendiente pero, para que nos sea útil, hay que conocer su técnica de uso. De otra manera, llevarlo no nos servirá de mucho.
  • Cuando en tu ascensión llegues a la nieve, dedica unos minutos a repasar cómo hay que actuar en el caso de que se produzca una caída o tropiezo que te precipite pendiente abajo: ¡el piolet puede salvarte la vida!

Los crampones en las botas

En el momento en que pienses que caminar con los crampones puestos va a hacer más seguro tu paso, no lo dudes, colócalos en tus botas.

Asegúrate de que están correctamente colocados y perfectamente ajustados a la bota. No hacerlo puede provocarte una caída o un esguince.