Saltar la navegación

Protección solar

En alta montaña y en medios nevados la exposición de nuestra piel y de nuestros ojos al sol es mucho mayor que en la vida cotidiana.

La exposición a la radiación solar sobre un glaciar se multiplica por el efecto espejo del hielo y la nieve: las gafas de sol son imprescindibles para evitar la llamada ceguera de las nieves.

La radiación solar, la altura y la nieve...

  • La radiación solar es más intensa conforme ascendemos en altura. Sus efectos se amplifican entre un 12% y un 15% cada 1.000 metros de altitud.
  • La nieve o el hielo, a diferencia de otras superficies reflejan el 90% de la radiación que reciben del sol.

No olvidaremos...

  • Evitar la exposición solar en la medida de lo posible, cubriendo la piel con ropa y usando gorros, pañuelos...
  • Proteger la piel que vaya a estar expuesta al sol antes y durante la actividad con cremas con filtro solar de factor elevado (FPS 50). Mantener la protección, especialmente con los niños y personas de piel clara o sensible.
  • Atención a los labios, el sol y el viento los quemán y los cortán. No olvidaremos protegerlos con lápiz labial con factor de protección solar.
  • Proteger los ojos con gafas de sol de filtro adecuado (factor 4 para cruzar el glaciar).
  • Consultar el índice de radiación ultravioleta (UV) previsto para la jornada y tener en cuenta que será mayor en altura y en nieve. Lo encontraremos en la web de la Agencia Estatal de Meteorología:

    http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/radiacionuv