Saltar la navegación

Protección solar

En las actividades al aire libre la exposición al sol de nuestra piel y de nuestros ojos suele ser mucho mayor que en nuestra vida cotidiana.

La exposición a determinadas radiaciones solares (los rayos ultravioleta, sobre todo) es acumulativa y puede provocar quemaduras y cáncer de piel.

La radiación solar y la montaña...

La radiación solar es más intensa conforme ascendemos en altura. Sus efectos se amplifican entre un 12% y un 15% cada 1.000 metros de altitud.

La nieve o determinadas superficies como la roca o el agua, reflejan una importante cantidad de la radiación que reciben del sol.

No olvidaremos...

  • Evitar la exposición solar en la medida de lo posible, cubriendo la piel con ropa y usando gorros, pañuelos...
  • Proteger la piel que vaya a estar expuesta al sol antes y durante la actividad con cremas con filtro solar de factor elevado (FPS 30 o superior).
  • Asegurarnos de que todo el grupo va protegido del sol, en especial la gente de piel más clara y los más pequeños
  • Proteger los ojos con gafas de sol de filtro adecuado (a partir del factor 2; factor 4 en nieve)
  • Consultar el índice de radiación ultravioleta (UV) previsto para la jornada y tener en cuenta que será mayor en altura y con paisajes claros (nieve, roca caliza...). Lo encontraremos en la web de la Agencia Estatal de Meteorología:
    http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/radiacionuv

Para saber más