Saltar la navegación

Usa los mapas y comprueba horarios

El mapa y la brújula son insustituibles para orientarnos en el medio, utilízalos y comprueba con ellos que estás cumpliendo los horarios previstos.

El GPS puede ser un buen complemento de los anteriores, pero no dependas sólo de él.

Aprovecha la oportunidad de enseñar cómo se usan el mapa y la brújula a los menores: ¡es un juego que les puede salvar la vida!

 

Aprovecha tus salidas

Para hacerte con mapas, guías, folletos... sobre senderos. En los municipios donde hay rutas señalizadas y en los lugares frecuentados por senderistas (albergues, puntos de información turística, tiendas...) suele haber buenos mapas de la zona, aprovecha para comprarlos.

Aprender a orientarse

  • Cada salida es una ocasión para mejorar nuestro conocimiento de los mapas y de las herramientas de orientación, para enseñar su interpretación y su uso a otros, en especial a los niños.
  • Podemos aprovechar las paradas para estudiar el mapa, jugar a reconocer elementos en el paisaje y comprobar con la brújula su orientación.
  • También es una buena ocasión para planificar otras salidas contrastando la información del mapa (enlaces de senderos y pistas, un despoblado cercano...) con la que nos ofrece el terreno (un camino o una val atractivos junto a la ruta que estamos realizando, etc.).