Saltar la navegación

Empieza a buena hora

Los horarios deben guardar relación con la actividad programada pero siempre es mejor que nos sobre tiempo a que nos falte.

Los rescates en barrancos suelen ser muy lentos, complejos y técnicos. Los especialistas tienen que entrar y salir con camilla en un medio tan inaccesible, estrecho y vertical como lo es un barranco.

Si hemos empezado temprano llevaremos tiempo ganado ante cualquier incidencia y alejaremos el peligro de tener que pasar la noche en el medio.

Ten en cuenta que...

Madrugar puede ser un concepto subjetivo pero, en cualquier caso, no deberíamos entrar a un barranco más tarde de las 10 de la mañana, antes de esa hora si el descenso es muy largo o los tiempos de aproximación y regreso son importantes.

Si hemos madrugado:

  • Dispondremos de más horas de luz, más tiempo efectivo para completar el descenso.
  • En verano, podremos aprovechar las horas de menos calor y descansar luego, cuando las temperaturas suban a partir del mediodía.
  • Ante un incidente, disponemos de más horas para recibir ayuda o para llegar a destino y evitar así situaciones indeseables, como vernos obligados a pernoctar al aire libre.