Saltar la navegación

I. PLANIFICA LA ACTIVIDAD

El descenso de barrancos no es un paseo por el cauce de un riachuelo, con baños esporádicos. Los barrancos son espacios dinámicos, complejos y cambiantes.

Cada barranco entraña sus dificultades y exigencias. Si planificamos bien la actividad, el descenso de barrancos se convertirá en un auténtico disfrute.

Antes de salir...

Para planificar bien un descenso de barranco tendremos que:

  • Ser honestos al valorar nuestra capacidad técnica y formación.
  • Seleccionar un barranco adecuado a nuestra experiencia.
  • Hacer bien nuestros cálculos.
  • Consultar la meteorología local y la del área de influencia.
  • Prever posibles escapes.
  • Contar adónde vamos.