Saltar la navegación

Usa los croquis y comprueba horarios

El croquis del barranco es un esquema del perfil, las características y dificultades técnicas que vas a encontrar.

Una vez en el medio, comprueba tu ubicación y el cumplimiento del horario previsto.

Si no vas cumpliendo el horario, valora los escapes del barranco y sé prudente para evitar problemas mayores más adelante.

Apuesta siempre por la seguridad

Muchas veces la opción más segura es la que menos nos gusta... pero es la que hay que tomar. Porque un barranco, aunque no lo parezca, puede ser un lugar fatal.

En un momento de duda o de dificultades podemos pensar que continuando "aguas abajo" saldremos con seguridad del barranco pero, para tomar la decisión correcta y no cometer un error que podamos lamentar, debemos estar seguros de cuestiones como éstas:

  • dónde nos encontramos, el punto exacto del barranco
  • si hay escapes y dónde están
  • cuánto tiempo de descenso nos queda hasta salir

Apuesta siempre por la seguridad

Si estás familiarizado con los croquis y reseñas de barranquismo reconocerás enseguida el lugar en el que te encuentras y tendrás respuesta a esas preguntas cruciales. Eso te permitirá tomar decisiones adecuadas sobre:

 

  • el horario previsto: tu cálculo inicial de horario debe poder ser comprobado sobre la marcha, si tenías un punto de referencia a mitad de camino tendrás que poder reconocer ese lugar de forma unívoca y valorar si estás cumpliendo el plan inicial.
  • los posibles escapes: si se te está haciendo tarde o algo no va como tenías previsto, deberás tener en cuenta el salir del barranco por alguno de sus escapes, pero para ello tendrás que tenerlos localizados sobre el croquis y saber reconocerlos sobre el terreno.