Saltar la navegación

Protección solar

En las actividades al aire libre la exposición al sol de nuestra piel y de nuestros ojos suele ser mucho mayor que en la vida cotidiana.

La exposición a determinadas radiaciones solares (los rayos ultravioleta, sobre todo) es acumulativa y puede provocar quemaduras y cáncer de piel.

En el descenso de barrancos hay que tener especial precaución en los recorridos de entrada y salida de los barrancos, donde más que barranquismo estaremos practicando senderismo, y protegernos de forma adecuada.

La radiación solar y la altura...

La radiación solar es más intensa conforme ascendemos en altura. Sus efectos se amplifican entre un 12% y un 15% cada 1.000 metros de altitud.

Determinados tipos de roca, como puede ser la roca caliza, reflejan mucha más radiación que otras superficies lo que amplifica los efectos del sol sobre nuestra piel.

Procuraremos...

  • Evitar la exposición solar directa en la medida de lo posible, cubriendo la piel con ropa, usando gorras, pañuelos...
  • Proteger la piel que vaya a estar expuesta al sol antes y durante la actividad con cremas con filtro solar de factor elevado (FPS 30 o superior). Hacerlo siempre en el caso de los niños y personas de piel clara o sensible.
  • Proteger los ojos con gafas de sol de filtro adecuado (a partir del factor 2).
  • Consultar el índice de radiación ultravioleta (UV) previsto para la jornada y tener en cuenta que será mayor en altura y con paisajes claros (nieve, roca caliza...). Lo encontraremos en la web de la Agencia Estatal de Meteorología:
    http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/radiacionuv

Para saber más